28 por ciento de médicos y enfermeras no quieren atender pacientes con VIH, según un estudio

     “Hay personas que prefieren morir antes que ir a los médicos por temor a ser discriminados por su condición”, dice Terrero

Las poblaciones más afectadas son los LGTB, trabajadoras sexuales, migrantes, mujeres en condición de vulnerabilidad social y personas con VIH y Sida.

Santo Domingo.- A pesar de los esfuerzos y campañas desplegados por las autoridades y la sociedad civil, en el sistema de salud persiste un alto nivel de discriminación en contra de las poblaciones clave y las personas con VIH, afirmó el director del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), doctor Víctor Terrero.

El funcionario dio a conocer datos del estudio “Estigma y discriminación hacia poblaciones clave en los Servicios de Atención Integral”, auspiciado por esa institución y realizado por la doctora Claudia Valdez, en ocasión de conmemorarse el 1 de marzo del Día Internacional Cero Discriminación promovido por ONUSIDA.

Según el estudio, al 21 por ciento de los médicos y enfermeras les preocupa colocar un vendaje a un paciente con VIH, en tanto que al 28 por ciento les preocupa tomar una muestra de sangre.

“El 18 por ciento del personal de salud destacado en hospitales dijo sentirse preocupado por tocar a un paciente con VIH, y eso refleja un alto desconocimiento de las formas de transmisión del VIH”, puntualizo Terrero.

Aseguró que hay personas que prefieren morir antes que ir a los médicos por el temor de ser discriminados por su condición.

“Los centros hospitalarios –adujo el funcionario – violan día a día todos los protocolos de atención, movidos por el prejuicio y el desconocimiento de gran parte de su personal”.

Dijo que las mayores formas de discriminación parten de médicos y enfermeras, que parecen no entender la dinámica de transmisión del VIH.

Explicó que las poblaciones más afectadas con la discriminación en los hospitales son los gays, transexuales, hombres que tiene sexo con hombres, trabajadores y trabajadoras sexuales, migrantes, mujeres en condición de vulnerabilidad social y personas con VIH y Sida.

Los hallazgos de ese estudio, dijo Terrero, planten fortalecer las estrategias de educación, especialmente aquellas dirigidas al personal de salud destacado en hospitales.

Terrero refirió que la persistencia de la discriminación fue lo que impulso al CONAVIHSIDA a preparar el Anteproyecto de Ley de No Discriminación y Trato Igualitario, que será sometido próximamente al Congreso Nacional.

El estudio “Estigma y discriminación hacia poblaciones clave en los Servicios de Atención Integral” fue realizado en 15 unidades del Servicio de Atención Integral ubicadas en 18 provincias.

El Día Internacional de la Cero Discriminación fue instituido por ONUSIDA como un momento de reflexión sobre la problemática de la discriminación a todos los niveles.

Fuente: Dpto de Prensa del Conavihsida, 1 de marzo de 2017