Los grupos comunitarios están reduciendo el estigma en los entornos de atención sanitaria de asia

Los grupos comunitarios están reduciendo el estigma en los entornos de atención sanitaria de asia

Dy Sokha saluda con afecto y una sonrisa radiante a médicos, enfermeros y pacientes mientras recorre los bulliciosos pasillos del hospital Khmer Soviet Friendship en Nom Pen (Camboya). Lleva puesta una blusa rosa salmón y su atuendo resulta radiante.

Es la asesora a tiempo completo de la ARV Users Association (AUA), una organización comunitaria que atiende a personas seropositivas.

"Hay veces que al empezar una sesión de asesoramiento el cliente evita mirarme a la cara",afirma Dy Sokha. "Agachan la cabeza, se retuercen las manos... Se sienten muy avergonzados. En estos casos complicados, utilizo mi propia experiencia para romper el hielo".

A Dy Sokha le diagnosticaron el VIH hace unos 20 años y comenzó a tomar antirretrovíricos en 2004. El tratamiento contra el VIH mejoró significativamente su salud y ahora tiene las fuerzas necesarias para seguir adelante con su ajetreada vida de asesora.

"Me he convertido en un modelo para mis clientes porque ven que tengo éxito y comprenden que solo porque tengas VIH no significa que tengas que desaparecer de la sociedad", afirma.

AUA, que presta servicio en siete hospitales de dos provincias, es una de las pocas organizaciones comunitarias para el VIH de Camboya cuyo personal trabaja codo con codo con el personal sanitario.

Además de ofrecer una serie de servicios como el asesoramiento para el cumplimiento del tratamiento y para la prevención del VIH, la organización le da una importancia especial a prevenir el estigma y la discriminación en los hospitales en los que trabaja.

El 85 % de las 40 personas que trabajan en AUA son seropositivas y saben de primera mano cómo la discriminación puede conducir al aislamiento social y afectar negativamente a la salud y el bienestar personales.

El grupo facilita la comunicación entre sus clientes y los profesionales sanitarios, y suele organizar reuniones con el personal del hospital para hacerle llegar sugerencias.

"Nos coordinamos con las diferentes partes interesadas para fomentar y lograr la comunicación entre las personas seropositivas, aquellos que prestan servicios y la sociedad civil", dice Sienghorn Han, director ejecutivo de AUA.

En 2015 Asia Catalyst formó a AUA para que documentara las violaciones de los derechos humanos producidas en entornos sanitarios.

La cooperación formaba parte de un estudio que Asia Catalyst llevó a cabo en cuatro países asiáticos en el que se advirtieron casos evidentes de discriminación en diversos ámbitos, como la negativa a prestar servicios, la segregación o el aumento arbitrario de las tarifas por los servicios sanitarios.

Cuando les hacen llegar un caso de discriminación, AUA trata de mediar para dar con una solución que resulte aceptable tanto para los profesionales sanitarios como para los clientes.

"Mantenemos un contacto estrecho con todos los niveles del hospital", afirma Dy Sokha. "El personal y yo nos sentamos juntos, el médico, el cliente y yo misma, para arrojar luz sobre el problema y poder ayudar al médico a afrontarlo lo mejor posible".

AUA también organiza sesiones de asesoramiento con los clientes para proporcionarles información precisa y para capacitarlos para que puedan defender sus derechos y negociar con los profesionales sanitarios.

A Bopha, seudónimo bajo el que prefiere ocultarse una mujer seropositiva, los servicios de AUA le parecieron especialmente valiosos cuando se quedó embarazada en 2013. "AUA me lo explicó todo, especialmente en cuanto a cómo debía cuidarme durante mi embarazo y cómo hablarle de mi condición de seropositiva a mi médico para que me proporcionara antirretrovíricos para evitar la transmisión del VIH a mi hija", cuenta.

Los funcionarios sanitarios camboyanos reconocen que los servicios que proporciona AUA ayudan a unos profesionales sanitarios que ya están muy atareados. Ngauv Bora, director adjunto de la Oficina Técnica del Centro Nacional para el VIH/Sida, Dermatología y ETS, dice, "Para los clientes, el personal de la AUA son como amigos, y confían en ellos más que en los asesores del hospital. AUA está ayudando a crear un entorno propicio".

La organización y más de una docena de otros grupos comunitarios, así como funcionarios sanitarios y expertos internacionales de 12 países participaron en la primera Consulta regional de Asia para abordar el estigma y la discriminación relacionados con el VIH en la atención sanitaria, que tuvo lugar los días 25 y 26 de mayo en Bangkok (Tailandia).

La consulta regional proporcionó una plataforma para que los países puedan alcanzar objetivos tangibles con la asistencia técnica de los colaboradores. Se reconoció el papel fundamental de las organizaciones comunitarias como colaboradores en la campaña para eliminar el estigma y la discriminación.

ONUSIDA está trabajando con los países para dotar a las personas infectadas, a las que están en riesgo de padecer o a las que padecen VIH de las herramientas necesarias para conocer sus derechos, para acceder al sistema judicial y a los servicios jurídicos y para prevenir y poder plantar cara a las violaciones de los derechos humanos.

FUENTE: ONUSIDA, MAYO 2017