Noticias

Naciones Unidas Presenta Plan Conjunto De VIH 2018-2019

Lunes, 30 Julio 2018
El sistema de Naciones Unidas en República Dominicana (ONU RD) presentó este jueves el Plan Conjunto de VIH 2018- 2019, el cual tiene por objetivo apoyar la respuesta nacional al VIH en seguimiento a los compromisos internaciones asumidos frente al sida, para lograr la expansión de tratamiento para todas las personas que viven con VIH. El evento contó con la presencia de autoridades de salud, socios gubernamentales y sociedad civil. El Plan Conjunto tiene como propósitos disminuir de manera considerable las nuevas infecciones por VIH, con énfasis en las poblaciones que se han quedado atrás, en los bebés de madres positivas al virus y en la eliminación de la discriminación.El coordinador residente de la ONU en el país, Lorenzo Jiménez de Luis, resaltó los avances alcanzados en materia de VIH contenidos en el informe: “Impulsar la lucha contra el sida en pro de la reforma de las Naciones Unidas y la salud mundial”, cuyos aportes han repercutido en un aumento considerable del acceso a medicamentos antirretrovirales (ARV) de las personas viviendo con VIH, los cuales están al acceso de más de la mitad de las personas infectadas. “La expansión de la cobertura de tratamiento produjo una reducción del 34% en muertes por enfermedades relacionadas con el SIDA entre 2010 y 2017. Las mientras que las muertes relacionadas con el SIDA es la más baja de este siglo, ya que para el 2017 menos de 1 millón de personas murieron a causa del SIDA”, sostuvo. “La expansión de la cobertura de tratamiento produjo una reducción del 34% en muertes por enfermedades relacionadas con el Sida entre 2010 y 2017. Cabe destacar que las muertes vinculadas al Sida es la más baja de este siglo, ya que para el 2017 menos de 1 millón de personas murieron a causa del Sida”, sostuvo. Indicó que aunque hay avances importantes en la detención de las nuevas infecciones por VIH entre los niños, la cobertura de tratamiento entre los de 0 a 14 años que viven con el VIH, permanece más baja que en los adultos y está muy por debajo de la meta establecida para el 2018, que es llegar a 1.6 millones de niños en ARV.  Según el informe, las nuevas infecciones por VIH en el mundo continúan disminuyendo, dato que destacó también Jiménez de Luis al resaltar que mientras que en el año 1996 se infectaron 3.4 millones de personas, en 2017 contrajeron el virus 1.8 millones. Sin embargo, consideró que el progreso es mucho más lento de lo que se requiere para alcanzar la meta de 2020 de menos de 500,000 nuevas infecciones en el mundo.  “Esto sugiere que será necesario intensificar significativamente los esfuerzos en la prevención del VIH, especialmente entre aquellas poblaciones con un mayor riesgo de infección”, subrayó. En el evento ofrecieron palabras de bienvenida el ministro de salud, Rafael Sánchez Cárdenas, el director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Chanel Rosa, el embajador y director general de Cooperación Multilateral y Ordenador Nacional de los Fondos Europeos para el Desarrollo del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD), Antonio Vargas Hernández, y el asistente técnico de la dirección del CONAVIHSIDA, Nelson Belisario, en representación de Víctor Terrero, director de esa institución. El ministro de salud destacó que el ejercicio de derechos implica acceso, recursos y acercamiento del sistema sanitario a los ciudadanos que demandan atención a fin de detener el grave problema de la discriminación, porque esta práctica conduce a pérdida de autoestima y aislamiento de las personas afectadas por el VIH. “El compromiso del gobierno, por tanto, está enfocado en promover el respeto a los derechos de las personas que viven con VIH, a la contención de la discriminación y al aumento de los presupuestos”, informó, el doctor Sánchez Cárdenas. Bethania Betances, directora País de ONUSIDA, presentó los objetivos y resultados esperados que orientan el Plan Conjunto de Naciones Unidas sobre VIH/Sida y a las agencias, Fondos y Programas presentes que conforman el Equipo Conjunto de VIH del Sistema de las Naciones Unidas, cuyos representantes ofrecieron detalles sobre los avances y las actividades a su cargo. Betances, además, tuvo a su cargo las palabras de cierre junto a la directora de Seguimiento al Sistema de Naciones Unidas de la Dirección General de Cooperación Multilateral del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, Ivett Subero. El Equipo Conjunto de las Naciones Unidas es coordinado por ONUSIDA. Objetivos Estratégicos del Plan Conjunto de VIH:1. Intensificar acciones en prevención combinad para poblaciones más expuestas y priorizadas, para reducir las nuevas infecciones de VIH.2. Eliminar nuevas infecciones por VIH en bebés y mantener la salud y bienestar de sus madres.3. Aumentar el acceso de niños, niñas y adultos que con VIH a pruebas de VIH y reciban de inmediato tratamiento de calidad. 4. Eliminar leyes punitivas, políticas, prácticas, estigma y discriminación que bloquean las respuestas efectivas al VIH.5. Poner fin a la violencia de género, sexual y de pareja para mitigar el riesgo e impacto del VIH.6. Intensificar acciones para que la respuesta al VIH y sida sea financiada completamente y se implemente de manera eficiente en base a información estratégica confiable.

ONUSIDA: 52% personas con VIH en RD cuenta con medicamentos

Martes, 14 Agosto 2018
Dos mil 300 se infectan cada año en República Dominicana. Presentan Plan Conjunto de VIH de Naciones Unidas, con la presencia de autoridades de salud, de economía y de la sociedad civil. Santo Domingo.-El Programa Conjunto de las Naciones Unidas (ONUSIDA) aseguró que en la República Dominicana hay 67,190 mil personas viven con VIH, de las cuales el 52 por ciento cuenta con medicamentos antirretrovirales y que cerca de 2,300 personas adquieren el virus anualmente en el país. Bethania Betances, directora de ONUSIDA País, dijo que en todo el mundo 36.9 millones de personas viven con VIH y que 58 por ciento estos ya tiene acceso a medicamentos (ARV), sin embargo, 1.8 millones se infectan cada año, por lo que la incidencia aun es alta. Betances hizo las declaraciones al presentar el Plan de VIH 2018-2019 del Equipo Conjunto de Naciones Unidas para VIH, que coordina ONUSIDA, con el objetivo de apoyar la respuesta nacional al VIH en seguimiento a los compromisos internaciones asumidos frente al sida, para lograr la expansión de tratamiento para todas las personas que viven con VIH. Resaltó que con los ARV el sida pasó de ser un problema mortal a una condición crónica. Anteriormente el promedio de vida de una persona viviendo con VIH era de 8 años, sin embargo, ahora esa esperanza de vida, con tratamiento oportuno y sus chequeos, casi se equipara con el promedio de vida de una persona sin el virus. Es decir, estamos hablando de una respuesta efectiva y de una enfermedad manejable. Señalo que el sida es un problema multifactorial y que los Objetivos de Desarrollo del Sostenibles (ODS) permiten un abordaje mucho más integral, por lo que los objetivos estratégicos que guían el Plan Conjunto de VIH están orientados a intensificar acciones en prevención combinada para poblaciones más expuestas y priorizadas, tales como trabajadoras sexuales, migrantes haitianos, gay, hombres que tienen sexo con hombres, adolescentes y jóvenes, y mujeres en riesgo de violencia. Asimismo, a reducir las nuevas infecciones de VIH, eliminar nuevas infecciones en bebés y mantener la salud y bienestar de sus madres, aumentar el acceso de niños, niñas y adultos con VIH a pruebas y que las personas diagnosticadas reciban de inmediato tratamiento de calidad; eliminar leyes punitivas, políticas, prácticas, estigma y discriminación que bloquean las respuestas efectivas, poner fin a la violencia de género, sexual y de pareja para mitigar el riesgo e impacto del VIH, intensificar acciones para que la respuesta sea financiada en su totalidad y se implemente de manera eficiente en base a información estratégica confiable. La actividad contó con las palabras del ministro de salud, Rafael Sánchez Cárdenas, del director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Chanel Rosa, del embajador y director general de Cooperación Multilateral y Ordenador Nacional de Fondos Europeos para el Desarrollo, del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, Antonio Vargas Hernández, y del asistente técnico de la dirección del CONAVIHSIDA, Nelson Belisario, quienes se pronunciaron en contra de la discriminación y expresaron sus compromisos a favor de fortalecer los derechos de las poblaciones más vulnerables al VIH. Lorenzo Jiménez de Luis, coordinador residente de la ONU en el país, apuntó que el informe “Impulsar la lucha contra el sida en pro de la reforma de las Naciones Unidas y la salud mundial”, indica que con la expansión de la cobertura de tratamiento hubo una reducción del 34% de muertes relacionadas con el SIDA entre 2010 y 2017, y que durante ese último año, menos de 1 millón de personas murieron a causa de la enfermedad, sostuvo. Consideró que el progreso es mucho más lento de lo que se requiere para alcanzar la meta al 2020 de tener menos de 500 mil nuevas infecciones en el mundo, por lo que hay que intensificar los esfuerzos en la prevención, especialmente entre poblaciones con un mayor riesgo de infección”. De Luis, destacó el excelente trabajo que desarrolla ONUSIDA en el país, en a poyo a la respuesta nacional al VIH y reconoció la ardua labor de abogacía que realiza la directora de este programa, Bethania Betances. La actividad contó con las palabras del ministro de salud, Rafael Sánchez Cárdenas, del director del Servicio Nacional de Salud (SNS), Chanel Rosa, del embajador y director general de Cooperación Multilateral y Ordenador Nacional de Fondos Europeos para el Desarrollo, del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo, Antonio Vargas Hernández, y del asistente técnico de la dirección del CONAVIHSIDA, Nelson Belisario, quienes se pronunciaron en contra de la discriminación y expresaron sus compromisos a favor de fortalecer los derechos de las poblaciones más vulnerables al VIH. El equipo Conjunto de VIH de las Naciones Unidas está integrado por 11 agencias, programas y fondos, entre estos OMS/OPS, Unicef, UNFPA y PNUD.

Terrero pide al CMD su intervención para frenar discriminación

Miércoles, 01 Agosto 2018
Cada vez que en un hospital rechazan un paciente de VIH se caen los discursos de derechos humanos, dice el funcionario Santo Domingo.- El doctor Víctor Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), pidió al Colegio Médico Dominicano (CMD) su intervención para que sus miembros dispensen un trato humano y respetuoso a los pacientes con VIH. El funcionario recordó que los derechos humanos son un eje central de las políticas de la presente administración, y resaltó el esfuerzo del Presidente Danilo Medina y el sistema de salud. “Cada vez recibimos más denuncias de personas rechazadas en los centros hospitalarios por su condición seropositiva, y eso, además de ser una violación imperdonable a los derechos de esas personas, es un obstáculo para las políticas de prevención y atención”, precisó el funcionario. Consideró que el CMD puede contribuir a reducir los niveles de estigma y discriminación en los centros hospitalarios, instruyendo y sensibilizando a sus miembros a dar un trato más humano a los pacientes. Terrero anunció que este año prosiguen las jornadas de capacitación al personal de salud, en busca de impactar positivamente, a través del conocimiento, el manejo de la epidemia. “Cada vez que en un centro asistencial se rechaza a una persona que vive con VIH, se caen todos los discursos sobre derechos humanos que hacemos cada día”, indicó el funcionario. Reiteró que las personas con VIH son ciudadanos con plenitud de derechos, y están protegidos por las leyes nacionales. “Por lo tanto -puntualizó- negarse a atenderlos es una flagrante violación a sus derechos y un atropello a la condición humana”. Apuntó que la discriminación en cualquier ámbito tiende a debilitar las políticas de prevención, en un momento en que la República Dominicana necesita fortalecer los logros alcanzados frente a la epidemia Terrero precisó que la exclusión de los pacientes con VIH de los servicios de salud reduce el alcance de las políticas de prevención y atención, haciendo más difícil la lucha contra la epidemia.