Republica Dominicana
Republica Dominicana

Santo Domingo.- El director del Consejo Nacional para el VIH y el Sida, doctor Víctor Terrero, pidió a las iglesias apoyar el proyecto de colocación de máquinas dispensadoras de condones en universidades y plazas comerciales, para juntos reducir indicadores de salud que constituyen una vergüenza para el país, como son las infecciones de transmisión sexual, los embarazos no deseados y las muertes maternas.
Señaló que no se trata de motivar el sexo entre los adolescentes y jóvenes, sino de contribuir a reducir cifras que se constituyen en una afrenta para el sistema de salud y el país, que como la mortalidad materna nos arrebata unas 173 mujeres, que mueren cada año y de estas el 15% son adolescentes.
Esa es la dura realidad que enfrentamos y si juntamos esto a las infecciones de transmisión sexual (gonorrea, clamidia, tricomoniasis y el virus del papiloma humano), este último que está causando un aumento considerable del cáncer cérvico uterino, estamos peor.
Recalca que los datos no paran ahí porque los embarazos en adolescentes se incrementan a un ritmo casi exponencial y que en el 2017 las nuevas infecciones por VIH fueron dos mil 357.
Nosotros como institución pedimos a los religiosos de todas las denominaciones que coordinemos trabajos, para juntos ayudar a bajar esas cifras, que su interés es el nuestro, porque favorecemos sus planteamientos de fidelidad, de posposición del sexo por parte de nuestros jóvenes, que podamos como país reducir las muertes maternas y que coordinadamente podamos lograr bajar las casuísticas de ITS y VIH.
Víctor Terrero asegura que esta estrategia sumado a una educación sexual en las escuelas contribuirá significativamente a mejorar la salud de la población sobre todo de las mujeres.

El funcionario dijo que la idea es un país libre de discriminación

Entre otros retos citó la reducción de la transmisión materno infantil, estimada en 6 por ciento, y el fortalecimiento de la atención integral

Santo Domingo. El director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), doctor Víctor Terrero, aseguró que la aprobación del Anteproyecto de Ley General de Igualdad y No Discriminación es uno de los grandes retos del año 2109.

En un mensaje de fin de año, el funcionario refirió la necesidad de contar con un marco legal oportuno y adecuado para poner fin a las acciones discriminatorias y a las violaciones de los derechos humanos en todos los ámbitos de la sociedad.

“Esta propuesta –puntualizó- es un paso decisivo para fortalecer los derechos de aquellas personas que por alguna condición, sean sometidas a alguna forma de exclusión o discriminación y tratadas con prejuicio”.

Terrero reiteró el compromiso del gobierno con el tema de los derechos humanos de la población, entre ellos los grupos más vulnerables.

“La República Dominicana, como nación que mira al futuro, no puede seguir tolerando prácticas discriminatorias en perjuicio de poblaciones y personas por alguna condición, sea sexual, de salud, racial o de cualquier tipo”, precisó.

Explicó que la formulación de la pieza se fundamenta en el artículo 39 de la Constitución, que establece la igualdad de derechos de todas las personas, y cumple una recomendación del Diálogo Nacional sobre VIH y Derechos realizado en 2012, con el apoyo del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

La propuesta de Ley General de Trato Igualitario y No Discriminación cuenta con 36 artículos, orientados en gran medida a preservar los derechos de los grupos y poblaciones que por su condición se consideran vulnerables.

 “Estamos acogiendo un mandato expresó de la Constitución de la República para erradicar toda forma de discriminación”, expresaron.

Los ámbitos de aplicación de la Ley serían salud, educación, empleo, organizaciones políticas, sindicales, empresariales, profesionales y de interés social o económico, servicios y espacios públicos abiertos, publicidad y medios de comunicación.

La pieza fue preparada por el CONAVIHSIDA e instituciones de la sociedad civil, entre ellas las redes de personas con VIH.

Entre otros desafíos, Víctor Terrero citó la reducción de la transmisión materno infantil del VIH, estimada en 6 por ciento de las mujeres embarazadas con esa condición, detección de nuevos casos y fortalecimiento del Programa de Atención Integral a las personas que vive con esa condición.

  • Gobierno propone pacto social para poner fin a la epidemia del VIH
  • CONAVIHSIDA llama a la población a hacerse la prueba
  • Gobierno invirtió 677.7 millones de pesos en programa de VIH en 2018, dice Terrero

Santo Domingo.- Al conmemorarse el Día Mundial del Sida, el Gobierno dominicano informó que 22,290 personas que viven con el virus fueron incluidas en el Seguro Nacional de Salud (SENASA) y 10,483 reciben la tarjeta Solidaridad.

El doctor Víctor Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), Terrero aseguró que esas acciones forman parte de la estrategia para mejorar la calidad de vida de las personas seropositivas y sus familias.

Adelantó que el Gobierno proyecta beneficiar a 5,968 personas que viven con esa condición.

El funcionario propuso un pacto social para lograr las metas de una República Dominicana libre de VIH para el año 2030.

“Es necesario –dijo el funcionario- que hagamos efectivo a partir de hoy un nuevo pacto social que nos permita enfrentar las barreras que todavía persisten para el diagnóstico temprano y el tratamiento, y para que contemos con una Respuesta Nacional al VIH centrada en las personas, inclusiva y basada en derechos”.

El pacto debe incluir los temas de prevención, atención, derechos humanos y discriminación, expresó Terrero.

Puntualizó que el esfuerzo de todos los actores en una sola dirección fortalece la Respuesta Nacional al VIH, mejora la ejecución de las políticas y facilita el alcance de las metas de reducción de la epidemia en los próximos años.

“Es necesario dar pasos contundentes para controlar la epidemia del VIH en el menor plazo posible”, observó el funcionario.

Sostenibilidad de los programas

Víctor Terrero afirmó que en el 2018 el Gobierno invirtió 677.7 millones de pesos en la compra de medicamentos antirretrovirales e insumos, y en las mejoras de los sistemas de información estratégica y cadena de suministros, como parte del proceso de sostenibilidad financiera de los programas de VIH.

“Este camino hacia la sostenibilidad –agregó- nos conduce a la necesidad de plantear como un asunto de primer orden el reto de asegurar la cobertura de los servicios de prevención y tratamiento al VIH, con intervenciones costo efectivas e innovadoras”.

Estado de la epidemia     

Víctor Terrero informó que en el año 2017 se registraron 1,334 nuevas infecciones por VIH en el país.

Reiteró que, conforme a las estimaciones nacionales, la prevalencia del VIH en la población general es de 0.8 por ciento. “Actualmente 67 mil 196 personas viven con el virus, y de estas, 56 mil 196 viven conocen su estado serológico y han ingresado a  los 74 Servicios de Atención Integral diseminados en la geografía nacional”.

Citó como un reto del programa la reducción de las nuevas infecciones y pidió a la población que acuda a los centros de atención a hacerse la prueba del VIH para conocer su estado serológico.

Según Terrero, el Gobierno concentra sus esfuerzos y estrategias en reducir la prevalencia del VIH gradualmente, hasta alcanzar la meta de una República Dominicana sin VIH para el año 2030.

PEN

En el acto de conmemoración del Día Mundial del Sida, fue presentado el nuevo Plan Estratégico Nacional (PEN), que regirá las acciones del país frente a la epidemia en el periodo 2019-2023.

“Esta pieza –indicó Terrero- fue articulada como producto de un amplio consenso entre el gobierno, representantes de la sociedad civil y las agencias de cooperación, y garantiza acciones de prevención y atención, a través de servicios de calidad y libres de estigma y discriminación”.

El funcionario dice que la discriminación dificulta mejorar los indicadores de salud.


Santo Domingo.- El doctor Víctor Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), pidió a los médicos humanizar la atención que ofrecen a las personas con VIH y a las poblaciones vulnerables, y advirtió que la discriminación dificulta las políticas que buscan mejorar los indicadores.
Según Terrero, el 56 por ciento de un grupo de profesionales de la salud consultados en un estudio reciente prefiere no dar servicios a hombres que tienen sexo con hombres.

 

El funcionario intervino en un taller realizado con médicos residentes de ginecología y obstetricia del hospital infantil Robert Reid Cabral, Maternidad San Lorenzo de Los Mina y Maternidad San Rafael.

“La atención en salud –recalcó- debe estar puesta al alcance de todos los individuos y familias de la comunidad, con un espíritu de solidaridad, sin importar su condición”.

Dijo que en el proceso de cambios que vive la República Dominicana el sector salud tiene que ser inclusivo y humano.

Y añadió: “La discriminación por cualquier causa es una violación a los derechos humanos”.

 

Y dijo que la discriminación contra esas poblaciones dificulta mejorar los indicadores de salud, al restar eficacia a las acciones de prevención y atención.
Informó que la Respuesta Nacional que impulsan las autoridades y la sociedad civil se concentran en garantizar el respeto de los derechos humanos de las personas con VIH, reducir el estigma y la discriminación, fortalecer la atención Integral en salud, garantizar la sostenibilidad de las acciones de prevención y atención y contribuir con la protección social de los grupos más vulnerables de la sociedad.

El funcionario pidió a los médicos aplicar rigurosamente los protocolos del Programa Nacional de Reducción de la Transmisión Materno Infantil
Santo Domingo.- El doctor Víctor Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), afirmó que la República Dominicana tiene pendiente poner fin a la transmisión materno infantil del VIH, que afecta aun al 4 por ciento de las mujeres embarazadas seropositivas.
El funcionario llamó a los médicos a aplicar rigurosamente los protocolos del Programa Nacional de Reducción que impulsan las autoridades para lograr ese objetivo, y propuso una alianza con el Colegio Médico Dominicano (CMD) para garantizar su aplicación.


“Es absolutamente inaceptable –dijo el funcionario- que persista la transmisión materno infantil del VIH en el país, en un tiempo en que las intervenciones del Programa han mostrado su eficacia”.
La transmisión materno infantil del VIH es el paso del virus del VIH de la embarazada al feto o al niño durante el proceso de gestación, parto o la lactancia materna, explico el profesional.


Terrero informó que como parte del Programa de Reducción, el 87 por ciento de las mujeres embarazadas seropositivas reciben tratamiento antirretroviral para reducir el riesgo de transmisión del VIH a sus bebés.
“Por recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tratamiento a las embarazas debe empezar a las catorce semanas de gestación y mantenerse hasta el final de la lactancia”, explicó.
Informó que los tratamientos del Programa de Reducción son gratuitos y se aplican duran el embarazo, el parto y la lactancia.


Terrero intervino en una jornada de capacitación y actualización organizada por CONAVIHSIDA con comunicadores de Santo Domingo.
El doctor Víctor Terrero pidió a los comunicadores mantener en su agenda noticiosa el tema del VIH para facilitar las políticas, programas e intervenciones en ese ámbito.


“Queremos aprovechar este escenario –observó- para formular un encarecido llamado a los comunicadores y medios del país a que apoyen los esfuerzos realizados por el Gobierno y la Sociedad Civil para mejorar los indicadores del VIH”.
Terrero dijo que a través de sus espacios y medios, los comunicadores pueden apoyar los esfuerzos por prevenir la discriminacion.
Informó que la Respuesta Nacional al VIH ha obtenido resultados visibles, entre los que citó la reducción de la incidencia del virus de a 0.8 por ciento de la población, la disminución en un 9 por ciento de los nuevos casos, la reducción de 7 por ciento a 4.49 por ciento, y la ampliación y fortalecimiento de los tratamientos antirretrovirales, entre otros.

El funcionario llama a la población hacerse la prueba.

Santo Domingo.- El doctor Víctor Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), reveló que en el país hay más de 12 mil personas que viven con el VIH y no lo saben, y pidió a la población que acuda a hacerse la prueba.


Terrero indicó que según las estimaciones oficiales unas 67 mil personas viven con el virus en el país, pero solo 54 mil han sido detectadas.
“Hay una brecha de 12 mil personas que no conocen su estado serológico, y eso dificulta seriamente la efectividad de las políticas de prevención y atención”, sostuvo.
Y añadió: “El llamado más encarecido que podemos hacer hoy es a que la población se haga la prueba para conocer su estado serológico”.


Terrero precisó que las instituciones públicas y privadas que impulsan la Respuesta Nacional están concentradas en prevenir nuevas infecciones.
“En el resultado de esas acciones preventivas –puntualizó- está el futuro de la epidemia del VIH, y la posibilidad de seguir mejorando los indicadores”.
Terrero ofreció la información en la jornada de capacitación y actualización organizada por CONAVIHSIDA con comunicadores de Santo Domingo.

Las instituciones firman acuerdo para impulsar la prevención del VIH, ITS y embarazo en adolescentes

Santo Domingo.- El Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA) y la Fundación Healthcare Fundation (AHF) distribuirán un millón de condones a la población, en el marco de un acuerdo de colaboración firmado para fortalecer la prevención del VIH y otras infecciones de transmisión sexual.

“Con esta acción buscamos fortalecer el eje de educación y prevención del Plan Estratégico Nacional para mejorar el acceso de los condones en poblaciones pertenecientes a los grupos claves, jóvenes y organizaciones de la sociedad civil”, indicó el doctor Víctor Terrero, director ejecutivo del CONAVIHSIDA.

El acuerdo compromete a las instituciones a desarrollar estrategias para fortalecer la coordinación con las diferentes instituciones públicas, las ONG y el sector empresarial.
La iniciativa procura, además, impulsar campañas de información, educación y comunicación, como parte de las acciones y actividades de prevención.

Terrero destacó la necesidad de fortalecer la prevención a todos los niveles, para alcanzar nuevos logros, luego que de la reducción de la prevalencia del VIH en el país.
Ante esa nueva realidad -agregó- los retos son fortalecer los logros alcanzados y lograr la reducción de nuevos casos, por vía de la prevención.

Por su parte, la doctora Flor Guzmán, Gerente de País de AHF República Dominicana, hizo énfasis en la importancia del uso de condones para la prevención no solo de VIH, sino también de enfermedades de transmisión sexual y embarazos no deseados.


AHF, una organización internacional que trabaja en la previsión de VIH en más de 40 países, se encuentra en la República Dominicana desde el 2013.
FUENTE: Dpto de Comunicación Estratégica, 24 de agosto del 2018.

El director del CONAVIHSIDA intervino en el taller de actualización del Plan Estratégico Nacional, que contiene las estrategias de la Respuesta Nacional frente a la epidemia.

“Para que todos los objetivos del programa sean más efectivos debemos asumir con determinación un conjunto de políticas, programas y acciones que garanticen los derechos humanos de las poblaciones clave y de las personas con VIH”, apuntó el funcionario.

Esas poblaciones son los hombres que tienen sexo con hombres, personas trans, trabajadoras sexuales, migrantes, mujeres víctimas de violencia basada en género y residentes en bateyes.

Informó que además de la ampliación de las acciones de prevención, el Gobierno se dispone a fortalecer las acciones para evitar las nuevas infecciones en niños nacidos de madres seropositvas, los diagnósticos y el acceso a terapia antirretroviral.

“Mi llamado es a promover el derecho de cada persona a vivir una vida plena y dignidad, independientemente de su condición”, puntualizó
“Nos disponemos a ampliar los programas de prevención del VIH, con énfasis en las poblaciones clave y a continuar disminuyendo las nuevas infecciones en niños nacidos de madres.

• “Es el momento de decidir entre un código feudal y uno moderno”, dice el funcionario
• Revela que el 16 por ciento de las muertes maternas vienen del aborto inseguro
• El funcionario pide a los legisladores rechazar las conclusiones de la Comisión de Justicia y acoger las recomendaciones del Presidente

Santo Domingo.- El doctor Víctor Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (Conavihsida), pidió al pleno de la Cámara de Diputados que rechacen “de plano” las conclusiones de la Comisión de Justicia sobre el tema del aborto, y les recordó que las mujeres también votan.

El funcionario aseguró que la República Dominicana está en el momento de decidir por una legislación feudal y una moderna.

“Es el momento de decidir entre una legislación feudal y una legislación moderna, que represente las aspiraciones del pueblo y la sociedad dominicanas, y que apoye su vocación de futuro”, enfatizó el funcionario.

Terrero dijo que en la discusión del Código Penal está en juego el derecho de la mujer dominicana.

“Los diputados deben entender que el aborto no es un delito sino el resultado de una problemática social”, indicó.

Y añadió: “Que no olviden los legisladores que decidirán la suerte de la mujer dominicana que ellas también votan, y que son mayoría”, advirtió.
Precisó que el aborto inseguro provoca entre 14 y 16 por ciento de las muertes maternas en el país.

Sostuvo que los cinco países donde el aborto fue convertido en delito tienen los peores indicadores de salud y las más altas tasas de fecundidad.

“La República Dominicana –apuntó- se encuentra entre las naciones más afectadas por la mortalidad materna y los embarazos en adolescentes y otros problemas de salud, junto a Nicaragua, Honduras, El Salvador y Surinam.

Víctor Terrero recordó que, en contraposición, los países que han despenalizado la interrupción del embarazo tienen los mejores indicadores de salud materna y reproductiva.

Observó que hay una relación directa entre ese tipo de legislaciones, la presencia de la iglesia, la pobreza y los peores indicadores de salud.

La sostenibilidad financiera del programa de atención integral está garantizada, dice Terrero
Santo Domingo.- El Gobierno aumentó de 527.7 millones de pesos a 677.7 el presupuesto para la compra de medicamentos antirretrovirales, informó el doctor Víctor Terrero, director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA).

Terrero afirmó que la presente gestión está comprometida con la reducción de los indicadores de la epidemia y con el logro de las metas establecidas en la estrategia 90-90-90, promovida por ONUSIDA con el objetivo de mejorar la situación para el año 2020.

“Estamos aumentando la cobertura en la atención y fortaleciendo las acciones de prevención con el fin de alcanzar nuevos logros y fortalecer los ya obtenidos”, añadió.

El monto asignado para este 2018, a través del Ministerio de Salud Pública, es de RD$677,724,721, lo que equivale a un incremento de RD$149,975,700 en relación a los RD$527,749,021 destinados en 2017.

Con el nuevo presupuesto el Gobierno busca cubrir la brecha en la compra de medicamentos antirretrovirales e insumos, explicó Terrero.

“Este nuevo aumento presupuestario –adujo- demuestra una clara voluntad política por parte del gobierno de Danilo Medina y un claro interés en seguir impactando la epidemia en el país”.

Terrero dijo que el aumento de los recursos fortalece la sostenibilidad financiera iniciada tras el desmonte del Fondo Mundial de Lucha contra el Sida, la Tuberculosis y la Malaria, con cuyas donaciones se adquirían los medicamentos.

“Ya pasó el tiempo de la incertidumbre asociada al tratamiento antirretroviral, y la sostenibilidad de la respuesta nacional al VIH está garantizada”, proclamó el funcionario.

Página 7 de 9

Enlaces
De interés

Síguenos en nuestrasRedes Sociales