All for Joomla All for Webmasters

Epidemia Mundial

 

Panorama General de la Epidemia de SIDA

Se estima que a final de 2005 había 38,6 millones [33,4–46,0 millones] de personas en todo el mundo que vivían con el VIH; que en el curso del año 4,1 millones [3,4–6,2 millones] contrajeron la infección por el VIH, y que 2,8 millones [2,4–3,3 millones] perdieron la vida a causa del SIDA.

Introducción Se cree que, a nivel mundial, la tasa de incidencia del VIH (el número anual de nuevas infecciones por el VIH como proporción de las personas previamente no infectadas) alcanzó su cota máxima a finales de los años 1990 y que se ha estabilizado desde entonces, a pesar de una incidencia creciente en varios países. En diversos países, las tendencias favorables en la incidencia se relacionan con programas de prevención y cambios de comportamiento. Las modificaciones en la incidencia, junto con la mayor mortalidad por SIDA, han provocado la nivelación de la prevalencia mundial del VIH (la proporción de personas que viven con el VIH). Sin embargo, el número de personas que viven con el VIH ha seguido aumentando a causa del crecimiento de la población y, en fechas más recientes, los efectos de la terapia antirretrovírica sobre la esperanza de vida. En Africa Subsahariana, la región con la carga máxima de la epidemia de SIDA, los datos también indican que la tasa de incidencia del VIH ha alcanzado su cenit en la mayoría de los países. No obstante, las epidemias en esta región son muy diversas y especialmente graves en Africa Meridional, donde algunas de ellas todavía siguen expandiéndose.

Los datos de las últimas encuestas subrayan el impacto desproporcionado de la epidemia de SIDA en las mujeres, sobre todo en Africa Subsahariana, donde, en promedio, hay tres mujeres VIH-positivas por cada dos varones. Entre los jóvenes (15-24 años), esta relación se amplía considerablemente: tres mujeres jóvenes por cada varón del mismo grupo de edad. Entre las nuevas tendencias más destacables cabe señalar los descensos recientes en la prevalencia nacional del VIH1 en dos países de Africa Subsahariana (Kenya y Zimbabwe), en zonas urbanas de Burkina Faso y también en Haití, en el Caribe, junto con indicios de un cambio 02 significativo de comportamiento (como mayor utilización de preservativos, menos parejas e inicio más tardío de la actividad sexual). En el resto de Africa Subsahariana, la mayoría de las epidemias parece haberse estabilizado, aunque a niveles extraordinariamente altos en la mayor parte de Africa Meridional.

La prevalencia del VIH también está disminuyendo en cuatro estados de la India, incluido Tamil Nadu, donde los esfuerzos de prevención se ampliaron considerablemente a finales del decenio de 1990. En Camboya y Tailandia se observan descensos uniformes y continuados en la prevalencia del VIH. La prevalencia, sin embargo, está aumentando en otros países, especialmente China, Indonesia, Viet Nam y Papua Nueva Guinea, y hay signos de brotes del VIH en Bangladesh y Pakistán. La mayoría de las personas que viven con el VIH en Europa oriental y Asia central se encuentra en dos países: Ucrania, donde continua aumentando el número anual de nuevos diagnósticos de VIH, y la Federación de Rusia, que tiene la mayor epidemia de SIDA de toda Europa.

Mientras tanto, en los Estados Unidos de América y en algunos países de Europa siguen observándose indicios de epidemias resurgentes entre varones que tienen relaciones sexuales con varones, y existen epidemias esencialmente ocultas entre sus homólogos de América Latina y Asia.

Entender las últimas estimaciones sobre el VIH y el SIDA

Las últimas estimaciones del ONUSIDA y la OMS son más bajas que las publicadas en Situación de la epidemia de SIDA. Diciembre de 2005, aunque, en el presente informe, las nuevas estimaciones sobre el número de adultos que viven con el VIH (y de adultos con nuevas infecciones y de mortalidad por SIDA) ya no se restringen tan sólo al grupo de edad de 15–49 años. Históricamente, el ONUSIDA y la OMS habían limitado las estimaciones a este grupo de edad para asegurar la comparabilidad entre países, en especial por lo que respecta a la prevalencia del VIH. Sin embargo, es evidente ahora que una proporción sustancial de las personas que viven con el VIH tiene 50 años y más, tal como demuestran las distribuciones por edad del VIH y el SIDA en informes de casos, estudios comunitarios y encuestas de población. En consecuencia, las estimaciones actuales del ONUSIDA y la OMS sobre adultos que viven con el VIH, nuevas infecciones en adultos y fallecimientos por SIDA en adultos corresponden a todos los individuos de «15 años y más». Asimismo, seguimos proporcionando estimaciones sobre la prevalencia del VIH para «adultos de 15–49 años» con el fin de permitir comparaciones continuadas entre países. Un análisis de la diferencia entre todos los adultos y los adultos de 15–49 años demuestra que, en 2005, había unos 2,8 millones de individuos de 50 años y más que estaban viviendo con el VIH. El ONUSIDA y la OMS también estiman tendencias entre niños «menores de 15 años».

--------------------------------------------------------------------------------

Fuente: Informe sobre la epidemia mundial de SIDA. UNAIDS

 

El Consejo Nacional para el VIH y el SIDA (CONAVIHSIDA).

Email:

Info@conavihsida.gob.do

Tel.:

(809) 732-7772