CONAVIHSIDA aspira a una generación sin VIH

Terrero presenta el Plan Estratégico Nacional (PEN), que regirá las acciones de la Respuesta Nacional frente a la epidemia.

-Poblaciones claves deben ser prioridad nacional, dice el funcionario.

Santo Domingo.- El director ejecutivo del Consejo Nacional para el VIH y el Sida (CONAVIHSIDA), doctor Víctor Terrero, planteó que el trabajo con los gays, transexuales, hombres que tienen sexo con hombres, usuarios de drogas, inmigrantes y trabajadoras sexuales sean una prioridad nacional, ante los altos índices que mantiene la epidemia en esas poblaciones.

El funcionario presentó en el Palacio Nacional, en presencia del Presidente de la República, licenciado Danilo Medina, el Plan Estratégico Nacional (PEN) para la Prevención y Control de las ITS, VIH y Sida (2015-2018), el cual dijo que asegurará durante los próximos tres años el acceso universal a servicios de educación, prevención y atención para el control de las Infecciones de Transmisión Sexual, el VIH y el Sida.

Terrero reconoció que, a pesar de que la epidemia del VIH muestra una tendencia a la estabilidad, sigue siendo un grave problema de salud pública en el país. "En las trabajadoras sexuales la prevalencia es de 4.5 por ciento, en los gays, transexuales y hombres que tienen sexo con hombres es de 5.2 por ciento, en los usuarios de drogas de 3.2 por ciento y en los residentes en bateyes 2.5 por ciento", reveló.

Indicó que la situación en esas poblaciones explica el hecho de que en el Plan Estratégico Nacional 2015-2018 se identifiquen y asuman nuevas estrategias, capaces de considerar el comportamiento de la epidemia en las distintas poblaciones.

"En el PEN hemos considerado el avance de los procesos que definen la diversidad, así como el surgimiento de evidencias que sostienen la efectividad de un abordaje del vínculo entre género y VIH, y que imponen la necesidad de impulsar acciones enmarcadas en un enfoque de derechos, basado en algunos casos en la revisión de marcos legales y normativos, el fomento a la participación y el abordaje estratégico de la violencia", puntualizó.

El director del CONAVIHSIDA informó que el nuevo PEN ha adoptado la estrategia 90-90-90, de ONUSIDA, que busca mejorar los indicadores de la epidemia para el año 2020, haciendo que el 90 por ciento de la población conozca su condición serológica, el 90 por ciento de las personas con VIH reciban tratamiento antirretroviral y el 90 por ciento de éstas tengan una carga viral indetectable.

"Para alcanzar esas metas -aseguró el funcionario- será necesario la ampliación de la disponibilidad de las pruebas de tamizaje a todas las poblaciones, un plan de reorganización de la atención en VIH y Sida, y el desarrollo de un sistema de información que nos permita dar respuesta a los indicadores de cobertura por tipo de población abordada".

El doctor Víctor Terrero citó entre los desafíos de la Respuesta Nacional la derogación del literal N del artículo 17 del Reglamento de Aplicación de la Ley de Seguridad Social y la aprobación del proyecto de Ley Anti migratoria que elabora el CONAVHISIDA para enfrentar el estigma y la discriminación en el país.

El director del CONAVIHSIDA explicó que el Plan Estratégico Nacional se alinea a la Estrategia Nacional de Desarrollo, se vincula al Plan Decenal de Salud, al Plan Plurianual del Sector Publico e incorpora las recomendaciones de organismos internacionales.

"El Plan Estratégico para la Respuesta Nacional a las ITS/VIH/SIDA 2015-2018 es un sueño colectivo hecho realidad. Sus lineamientos son políticas de Estado articuladas a partir de la convicción de que es posible detener el VIH y lograr dentro de pocos años una generación libre de SIDA", agregó.

El doctor Víctor Terrero destacó el apoyo ofrecido por el Gobierno dominicano al trabajo desarrollado por el CONAVIHSIDA durante los últimos años, cuando el país pasó a ser calificado de renta media alta y los fondos internacionales se redujeron.

Anunció la captación de nuevos recursos financieros (donaciones de aproximadamente 17.6 millones de USD) en el marco de la lucha contra el VIH y SIDA en nuestro país, específicamente a través del Fondo Mundial de Lucha contra el SIDA, la tuberculosis y la malaria, institución creada con el propósito de aumentar radicalmente los recursos para la lucha contra tres de las enfermedades más devastadoras del mundo (VIH, Tuberculosis y Malaria) y dirigir dichos recursos a las poblaciones en contexto de vulnerabilidad.

Como asociación entre los gobiernos, la sociedad civil, el sector privado y las comunidades afectadas; el Fondo Mundial representa un enfoque innovador de la financiación internacional de la salud.

Señaló además, que normalmente las propuestas de financiación del Fondo Mundial se deben presentar a través de un Mecanismo de Coordinación de País (MCP) y que en nuestro país el MCP está integrado por una amplia y variada representación de sectores interesados, cada uno representando a un sector activo con interés en participar de la lucha contra las tres enfermedades.

Cada sector posee una perspectiva única e importante, que suman las probabilidades de lograr Impactos mensurables contra las enfermedades.

Recalcó, que en virtud de la importancia de la operación de donación financiada con recursos del Fondo Mundial para la Respuesta Nacional Frente al VIH y SIDA y el énfasis que la gestión de gobierno está poniendo en la lucha contra las Infecciones de Transmisión Sexual y el VIH-SIDA; la Dirección Ejecutiva del CONAVIHSIDA está comprometida con la reducción de nuevas infecciones a través de la focalización de intervenciones en poblaciones claves para las que existe evidencia de que aportan más a la epidemia concentrada actualmente y en el aumento de la expectativa de vida de las personas que viven con el VIH en la República Dominicana.

Asimismo reconoció el trabajo realizado por el equipo multisectorial de seguimiento y evaluación compuesto por el Ministerio de Salud Pública, el Mecanismo Coordinador de País, la Dirección de Control de las Enfermedades de Transmisión Sexual el VIH y el Sida, el Instituto Dermatológico y Cirugía de la Piel, la Red Dominicana de Personas que Viven con el VIH y el Sida y la Alianza Solidaria por la Lucha Contra el Sida, entre otras organizaciones de la Sociedad Civil.

También de los significativos y determinados aportes de la cooperación internacional, destacándose el Fondo Mundial, ONUSIDA, PEPFAR/USAID, CDC, UNFPA, UNICEF y la OPS.

El doctor Víctor Terrero afirmó que el CONAVIHSIDA se compromete a dar una respuesta al VIH planificada, multisectorial y participativa. Una gestión que evidencie con su accionar, un autentico interés en la solución de los problemas nacionales y su preocupación por las poblaciones más vulnerabilizadas del país, por vía de políticas de Estado que vean más allá del corto plazo.